Rusitos de carne con puré de patatas

Una forma y receta única para disfrutar de los tradicionales filetes rusos, mucho más esponjosos y sabrosos. Además, acompañados de un riquísimo puré de patatas hecho con aceite de oliva.

Curiosidades de los filetes rusos

Se desconoce por qué en España conocemos a estos filetes como rusos cuando en Rusia los llaman de otra manera. La realidad es que cada país los denomina de una forma diferente y varía las recetas. La base para todos es carne picada hecha una bola aplastada. Su historia está entrelazada con la de otros dos platos con denominaciones de fuera: el steak-tartar y la hamburguesa.

Remontándonos a la época de los tártaros tenemos la primera referencia por costumbre de trocear la carne muy fina, hacer una bola y salarla. La colocaban entre la silla de montar y el caballo para reblandecerla. De esta carne aplastada deriva el filete ruso.

La receta viajó a Hamburgo, cuyo puerto fue clave en la Europa del s. XIX, desde los países eslavos. Para hacer el plato más consistente, pusieron la carne entre panes y la acompañaron con salsas. Al Nuevo Mundo llegó gracias a los inmigrantes alemanes que  llevaron la receta y allí pasó a ser la hamburguesa que conocemos todos hoy en día.

Alérgenos:

Gluten
Huevos
Mostaza
Dióxido de azufre/Sulfitos